Tips

LA ENTREVISTA DE TRABAJO

Las entrevistas de trabajo son el nexo entre la empresa y el futuro empleado. Le sirven a la empresa para conocer el candidato, verificar todos los antecedentes de su Currículo y obtener información adicional sobre distintos aspectos importantes del puesto a cubrir. ¿Cómo hay que actuar en una entrevista? ¿Cómo es un clima acorde? ¿Qué preguntas me hacen? Estas son algunas de las cuestiones que vamos a comentar a continuación:

La primera vista y los gestos:

Cualquier tipo de entrevista, tiene aspectos similares, en general es un intercambio de información verbal y no verbal, de mensajes. El entrevistador es el encargado de recoger toda la información de los gestos, modos, entonación de la voz, postura, movimiento de manos y cara. El conjunto de estos mensajes no verbales ayuda a reforzar lo que se dice y da cuenta del contexto de la entrevista laboral.

Todo entrevistador también da al entrevistado su postura y mensaje no verbal que permite al entrevistado obtener un poco de información sobre él.

Los entrevistadores experimentados que saben hacer preguntas, pueden interpretar distintos mensajes del lenguaje corporal, incorporando características fundamentales del aspirante en los informes finales y en la descripción de cada entrevista, consiguiendo así describir más habilidades que las visibles verbalmente, por lo cual consiguen más información que la buscada.

Clima de una entrevista:

Desde el inicio de una entrevista laboral es aconsejable mantener un clima cordial y de colaboración mutua, evitando todo tipo de tensiones. El entrevistador querrá buscar un equilibrio entre usted y la empresa, y conseguir que las dos partes ganen.

No obstante, siempre hay que tener en cuenta que es una evaluación laboral y no una reunión informal entre amigos, permaneciendo atento a los detalles. Cualquier tipo de preguntas abiertas pueden llevar a terrenos donde el entrevistado no desea estar, por eso debe ser preciso en las respuestas, y espontáneos e inteligentes en las devoluciones del entrevistador.

Nunca trate de engañar al entrevistador, tanto en su CV como en la entrevista dado que si bien podemos no dar muestras del engaño, el entrevistador tratará de disiparlo para no crear una situación embarazosa, pero en el informe final de la entrevista podrán aparecer estas cuestiones desfavorables. Trate de no discutir posiciones del entrevistador ni expresar puntos de vista sobre temas políticos o religiosos, de esta forma se centrarán en el perfil del puesto y no en otros temas que no conducen a la entrevista en cuestión.

El Entrevistador

Si bien existen metodologías muy diversas, es importante recordar que el entrevistador es un ser humano, con distintas formas de ser e influenciado por distintos factores externos que podemos desconocer. Hay que evitar involucrarse con los problemas del otro y ser preciso en mantener nuestro punto de vista e ideas en forma clara, remarcando nuestros puntos fuertes y dejando ver nuestros puntos débiles siempre que tengamos la herramienta o forma de poder recompensarlos.

Sea cual sea la característica principal del entrevistador (alegre, extrovertido, introvertido, serio) nunca trate de comandar la entrevista o apabullarlo con palabras, no hay que perder el tiempo con estos vicios de la personalidad; debemos escuchar, analizar, pensar y responder sin ambigüedades, tomándonos el tiempo que sea necesario para responder en forma segura cada una de las preguntas que se nos plantean.

Distintos tipos de Entrevistas

Primer Contacto: Es una reunión mas bien informal previa al ingreso como precandidato donde se evalúa el aspecto y los antecedentes personales.

Individuales: Se analizan los antecedentes consignados en el currículo, se reveen los aspectos personales y se evalúan los estudios, antecedentes laborales, conocimientos, etc. Esta es una de las entrevistas más conocidas y utilizadas en la actualidad, en esta misma etapa suele comentársele al entrevistado las características del puesto a cubrir, para poder ver las compensaciones entre el perfil requerido y el perfil del entrevistado.

Grupales: Varios postulantes deben interactuar y resolver situaciones simuladas. En algunas ocasiones se suele hacer un primer contacto para preseleccionar a las personas que conformaran este grupo. Los casos a resolver pueden ser simples o complejos, según el perfil a cubrir. Este tipo de entrevistas también es llamada Assessment Center y se pone en juego el desenvolvimiento del candidato en un caso cualquiera, donde lo más importante será la forma en que cada uno lo analiza, lo discute, defiende sus posturas y se expresa, habiendo un coordinador y observadores que harán un informe al final de esta entrevista.

Entrevistadores múltiples: Un equipo de más de dos entrevistadores formulan preguntas a cada candidato y se unifican en un informe final. La utilidad de este tipo de entrevistas radica en los distintos tipos de preguntas que se pueden formular al sumar cantidad de entrevistadores. Es una técnica poco utilizada.

Distintos tipos de Preguntas:

Los postulantes deberán responder sobre cuestiones académicas, de formación, experiencia laboral, etc. En este sentido, el entrevistado ya conoce los ejes de sus respuestas al poder anticiparse sobre las preguntas que se le pueden hacer respecto a estos temas. Pero muchas veces ocurre que ante las preguntas abiertas en relación a su tiempo libre, sus hobbies, etc. El entrevistado no tiene una respuesta definida y desconoce los fundamentos de este tipo de preguntas.

Las preguntas pueden ser:

Cerradas: se responden por “sí” o por “no”. En general, no aportan demasiada información.

De sondeo: permiten ir más a fondo en busca de información sobre algún punto de interés especial. Son del estilo de ¿por qué?, ¿qué sucedió después?, ¿cuál fue la causa?

Hipotéticas: dan información relativa a la capacidad de razonamiento. Pueden ser ¿qué haría usted si…?, ¿cómo resolvería usted…? Ofrecen una excelente oportunidad para destacar puntos fuertes y ahondar en ellos.

Intencionadas: obligan a elecciones indeseables o directamente imposibles, colocan al candidato en aprieto, en general los profesionales no las utilizan. Por ejemplo: “Si tuviese que optar entre atender un imprevisto fuera de hora en la empresa y cumplir con un compromiso familiar ¿por cuál se resuelve usted?” Probablemente se esté midiendo su poder de reacción, más que la pregunta en sí misma. En estos casos, no permita que la pregunta lo descoloque o le haga perder la calma; sonría, repregunte, implique a su interlocutor en la respuesta o analícela junto a él.

Capciosas: son aquéllas que sólo dan lugar a una respuesta. Un entrevistador profesional sabe que son estériles, y no permiten arribar a ninguna conclusión. Por ejemplo: “Cuando se inscribió en la carrera de Antropología Cultural sabía que con ese título no conseguiría trabajo… ¿no es así?”. Sonría, cuente hasta diez y, con calma, responda con fundamento. Evite crear un clima tenso, si el selector está tratando de provocar una situación de nervios, al menos no le preste su colaboración.

Abiertas: sin duda, son las más eficaces. Aportan información valiosa y permiten demostrar la destreza de comunicación verbal y el patrón de expresión no verbal del aspirante (no verbales). Generan nuevas preguntas y la oportunidad de comunicar ideas. Los inconvenientes que pueden presentar es que se abunde en detalles que no tienen que ver con el puesto o que quiera abarcar demasiada información. En estos casos hay que tratar de recortar la respuesta, adecuándola a la búsqueda solicitada y no extender más de dos minutos la exposición.

Pasos comunes de una Entrevista Individual

En cualquier entrevista de trabajo se cumplen ciertos tiempos idénticos, pudiendo estos estar alterados unos con otros, pero pueden ser fácilmente reconocidos por el postulante:

Etapa de preguntas personales, relacionada con el contexto de su vida, con las personas con las que vive, con la organización de su tiempo, con los motivos de elección de su carrera, de su oficio, etc., dando paso de este modo al siguiente segmento.

Etapa de estudios, antecedentes laborales o profesionales, experiencia laboral, cursos, otros.

Etapa de conocimiento del puesto que esta buscando, tareas que se deben cumplir en el puesto, a quien responde el puesto, horarios, remuneración, beneficios, etc.

Nexo entre puesto y postulante: preguntas técnicas sobre el puesto, acercamiento del entrevistado al puesto vacante, preguntas de tipo: ¿Qué harías si…? Como así también preguntas de relación entre el puesto para el que se selecciona y otros puestos ocupados en experiencias anteriores, entre otras cuestiones.

¿Podemos hacer preguntas los entrevistados?

En cualquier entrevista, se debe dar la oportunidad para hacerlo, a veces demuestra interés en el puesto a cubrir, pero hay que ser precavido ante las preguntas dado que muchas veces el entrevistador no esta autorizado a brindar algún tipo de información al postulante en las primeras entrevistas.

Podemos realizar preguntas para tener conocimiento respecto si la oferta laboral es prometedora o no, para conocer si es un puesto nuevo o un puesto ya creado con anterioridad, para tener conocimiento si la persona que lo ocupaba se fue por algún motivo en especial, fue ascendido o se jubilo, si es necesario reforzar sus conocimientos en algunos temas para poder cubrir ese puesto, etc. De esta forma podemos conocer más del futuro puesto de trabajo que se ofrece, y dar una pauta al entrevistador del interés que poseemos en la vacante.

Si la posición ofrecida resulta interesante, no conviene hacer preguntas relacionadas con la remuneración, los beneficios, etc. Ya que en otra etapa de la entrevista se tocaran esos temas. No siempre preguntar mucho es bueno en una entrevista, debe ser cauto al hacer preguntas.

Preparación de la Entrevista

Si una entrevista se genera en respuesta a un aviso, debe tener cuidado en relacionar el perfil solicitado con nuestro currículum. En caso de que su formación o experiencia tengan poco que ver con las funciones a cubrir será difícil medir el grado de capacidad para esa tarea. Asimismo, al enviar el curriculum debe tener cuidado de ser fiel a los antecedentes y no modificar los objetivos, experiencias laborales o conocimientos a medida que un aviso de empleo cambia sus requerimientos. Esta falta de fidelidad redundará en un futuro desempeño en la entrevista y en un informe negativo posterior.

Cuando la empresa se contacta con el postulante para una entrevista de trabajo, es importante que trate de buscar en los distintos canales posibles de comunicación, información sobre el negocio de la empresa, dotación, estructura, etc., ya que teniendo el conocimiento de la empresa en forma contextual permitirá desarrollar una mejor entrevista, estar más centrado al conocer que puesto esta vacante, y demostrar más interés en el puesto.

Si se trata de una presentación espontánea en la empresa es necesario que se conozca la empresa y las actividades de la misma ya que no se conocerán a simple vista las razones por las cuales se desea ingresar a esa compañía. De todas formas muchas veces hay que ser cauteloso para las presentaciones espontáneas, dado que los departamentos de recursos humanos tienen cronogramas de tareas y tiempos de trabajo definidos, y quizás ante la presentación sin aviso, no puedan entrevistarlo y solamente deba dejar el CV en la empresa.

Es innumerable la cantidad de situaciones diversas que se pueden presentar en las entrevistas laborales, esto es solo una pequeña reseña de los principales puntos y los que consideramos más importantes, tendiendo a disipar algún temor o preocupación derivada por los propios nervios y a evitar situaciones que interfieran en el proceso selectivo.


9 - three =

No trackbacks yet.