Al ir finalizando la escuela secundaria, se ponen en juego muchos aspectos personales que antes parecían no haber surgido. Entre ellos, suele asomar un tema de particular importancia: la vocación. ¿Qué es la vocación? ¿Se nace con la vocación o se hace? ¿Puedo tener más de una vocación? ¿Y si no la encuentro?

¿Qué es la vocación?

Es un “llamado interior” íntimamente relacionado con el verdadero ser, con lo más profundo de la persona.  Es la que determina nuestro objetivo en la vida. Se va generando en ese punto intermedio que está entre las capacidades e intereses personales y las necesidades que propone, o impone, el mundo. Puede estar expresada a través de un estudio, un trabajo, un hobby, o cualquier otro comportamiento. 

Fuente: desarrollarme.com